Nutrición en la Lactancia

Se recomienda una alimentación equilibrada, acompañada de muchos líquidos pero evitando la cafeína y bebidas alcohólicas, a continuación algunas sugerencias:

  • Ingerir variedad de alimentos, es normal sentir más hambre. Recomendamos las colaciones, incluso cuando el bebé está amamantando.
  • Ingesta calórica suficiente: carnes, frijoles, verduras ( de color verde, mucho mejor), frutas, jugos, pan, cereal, granos, leche, queso y huevo.
  • No existe un único alimento determinado que ocasione problemas a todos los bebés, la ingesta de picantes y alimentos que ocasionan gases es dependiendo de cada persona.
  • Si notas que tu bebé tiene una reacción dentro de las primeras 6 horas, evita ese alimento en particular.
  • La cafeína puede hacer que tú bebé esté inquieto, irritable o tenga dificultades para dormir.
  • Evita el consumo de alcohol. Si ingieres mucho, extrae la leche y no se la des al bebé. Puedes volver a amamantarlo cuando estés sobria.

Muchas madres vegetarianas, pueden necesitar un suplemento de vitamina D, hierro y calcio durante la lactancia. Además, la leche de las madres que siguen dietas vegetarianas estrictas o macrobióticas puede carecer de vitamina B12; por lo tanto, estas madres suelen necesitar suplementos vitamínicos para que su leche también contenga una cantidad suficiente de este elemento.