Inducción de la Ovulación

Inducción de la ovulación

Este tratamiento está recomendado para aquellas mujeres que presentan alteraciones de la ovulación, como trastornos menstruales. El tratamiento que se suele utilizar es mediante inyectables vía intramuscular o subcutánea.

El tratamiento consta de tres fases:

1. Maduración del óvulo: el tratamiento se realiza mediante relaciones de hormona, que se inician en los primeros días del ciclo y se mantienen hasta conseguir la correcta maduración de uno o varios óvulos.

2. Ovulación: una vez conseguida la correcta maduración de uno o varios óvulos, hay que desencadenar la ovulación con la administración de una dosis fija de 500 UI de la hormona gonadotropina coriónica HCG (hormona gonadotrópica coriónica), generando la ovulación entre 36 y 40 horas después.

3. Preparación del endometrio: el endometrio es la capa que recubre el interior del útero y debe estar bien preparado para que el embrión se pueda implantar adecuadamente. Con este objetivo se administran, después de la ovulación, dos dosis más de HCG o bien se pauta tratamiento con progesterona natural por vía vaginal.